Veneno: El nuevo héroe de América

0
944

Edición original: Venom vol.2 #1-5, USA
Edición nacional/ España: Panini Comics
Guión: Rick Remender
Dibujo: Tony Moore, Tom Fowler
Entintado: CrimeLab! Studios, Sandu Florea y Karl Kesel
Color: John Rauch
Formato: 100% Marvel, rústica 120 págs.
Precio: 11€

 

Uno de los guionistas que más me está sorprendiendo en los últimos años es sin lugar a dudas Rick Remender. Su Punisher especialmente pasado de vueltas, su inconmensurable etapa en Uncanny X-Force siendo una de las mejores etapas mutantes que recuerdo o su más reciente Secret Avengers donde con tan solo un par de números ya se ha erigido como aquel que debió comenzar los guiones de esta serie en vez de Ed Brubaker.

Pero no estamos aquí para hablar de esas series, sino de un personaje más marginal el cual Rick se ha empecinado en poner en vogue, Veneno. El eterno villano/compañero/anti-héroe de Spider-Man creado en… bueno dejemos los detalles de su creación para después pues como veréis el tema trae cola y centrémonos más en esta nueva etapa que tiene y mucho que aportar tanto a la continuidad del simbionte como a la de Peter Parker y su entorno. Y de su entorno es precisamente de donde sale el huésped del simbionte pues tal y como se nos desveló en Amazing Spider-Man 654 (El asombroso Spiderman 61) es nada más y nada menos que Eugene “Flash” Thompson, eterno azotador de Peter Parker en sus años adolescentes de instituto, y que con el paso de los años fueron dejadas atrás por parte de Eugene, en buena medida por las gestiones llevadas a cabo por Harry Osborn, y como no, porque si dos de las mujeres más espectaculares con las que se había cruzado Flash, Gwen y Mary Jane, bebían los vientos por la rata de laboratorio quizás realmente era guay como tanto le insistía Harry, seremos testigos de esta evolución y estas reuniones de la pandilla en el Coffe Bean el imperdible volumen que Panini Comics publicará en mayo recopilando el arranque de la etapa del maestro John Romita Sr.

 

Quizás las chicas y Harry tenían razón…

Flash, al igual que Peter, también ha vivido su particular camino tortuoso, problemas con la bebida (como su padre) y la perdida de ambas piernas en la guerra de Irak, esto se nos desvelaría en un emotivo relato a cargo de Marc Guggenheim con dibujos de Barry Kitson que saldría publicado en Amazing Spider-Man 574 (Asombroso Spiderman #32). Vivimos otro episodio importante en su vida en en Amazing Spider-Man #648 (Asombroso Spiderman #58) en el que cual se nos desvelaría que él y Betty Brant volvían a ser pareja, en una maniobra de lo más interesante del guionista Dan Slott en esta nueva etapa que se iniciava en dicho número. Dan había comenzado a jugar con las muchas fichas que tenía en su tablero de ajedrez y quería que todas en un momento u otro cobrasen importancia. En este caso, en un movimiento que dejaba a Flash en una situación propicia para el que sería un nuevo e importante cambio en su vida.

 

Como os decía, fuimos testigos de este cambio en Amazing Spider-Man 654 (El asombroso Spiderman 61), vimos como Flash era escogido por el ejercito para entrar en la Operación: Renacimiento, la misma que décadas atrás otorgó sus poderes al Capitán América. En esta ocasión, lejos de administrarle un suero que le aporte fuerza y velocidad sobrehumana como el que convirtió a Steve en una leyenda, será el receptor del simbionte Veneno, aprisionado por el ejercito tras la batalla con Norman Osborn en Siege. Esta peligrosa alianza, le conferirá las mismas habilidades que su admirado Spider-Man además de devolverle la habilidad de andar tras perder ambas piernas en la guerra de Irak. Esto tendrá un precio, Flash no se convertirá en un héroe al uso, sino que será la herramienta secreta del gobierno en misiones difíciles o políticamente arriesgadas, además, bajo ningún concepto podrá estar más de 48 horas unido al simbionte para evitar que este termine creando con el una simbiosis tan importante como la que antaño mantuvo con Eddie Brock o El Escorpión. Por la misma razón, el número máximo de misiones que podrá acometer Flash será de veinte, así que nos encontramos con un héroe con fecha de caducidad.

Veneno es la lucha constante entre el simbionte y la fuerza de voluntad de Flash para hacer lo correcto, es las miserias de alguien que lo era todo en el instituto y que ahora lucha contra su presente, su vida no ha ido todo lo bien que el creía que le iba a ir dado su status de estrella deportiva pero es el que le ha tocado vivir, por suerte para el, a su lado tiene a alguien racional, cabal y buena persona como Betty que le sabrá llevar por la senda correcta y hacerle ver sus errores y aciertos. Lo cierto, es que la forma en la que Rick Remender está mostrándonos las dificultades de Flash a la hora conciliar su relación personal con Betty y sus quehaceres como superheroe recuerda y mucho a los primeros años de Peter Parker en los que una de sus mayores preocupaciones era que aquellos que le rodeaban no se cuestionasen sus continuas ausencias.

Si Peter en sus primeras aventuras como héroe se las tuvo que ver con villanos como: Elektro, Dr. Octopus o El hombre arena; Flash Thompson tampoco andará carente de villanos de primerísimo nivel y seremos testigos de la entrada en escena del Maestro del crimen quien se aliará con Jack O’Lantern para hacerse con un cargamento de Vibranium que convertirán en armas. A estos dos excelentes villanos que se han convertido en los archienemigos por excelencia de Veneno le tenemos que añadir una fugaz aunque interesante aparición de Kraven en una visita un pelín forzada a la Tierra Salvaje. Pero no distraigamos al personal con este villano venido a menos porque como os decía, los realmente importantes son el Maestro del Crimen y el Duende quienes descubrirán que tras el simbionte se esconde Flash en el tercer número con lo que supondrá para la pobre Betty quien se verá en el punto de mira de ambos villanos.

 

Lo que ha conseguido Rick Remender tiene mucho mérito, le ha dado un papel más que relevante a Flash, le ha dado un rol de lo más interesante a Betty y se ha aprovechado de la relación de Flash y Peter para con un toque de fina ironía hacer que sus alteregos afecten en buena medida a su relación, lo mejor está por venir, conociendo a Flash, no tardará en contarle a Peter sus aventuras como Veneno y a partir de ahí, Peter tendrá que decidir, ¿le explicará a su amigo los riesgos que está asumiendo? ¿en que incomoda situación le pondrá desvelar estos hechos?

Si maravilloso es el guión de Remender, el dibujo de Tony Moore (Los muertos Vivientes) es una autentica delicia, lastima que sea tan lento con las entregas y que en este volumen que contiene los primeros cinco números ya tenga que cubrir el tercer número Tom Fowler así como algunas páginas del quinto número, aun así, y sin llegar a la genialidad de Terry, Tom no desentona y su estilo de dibujo se ajusta como un guante al tono de la serie.

Resumiendo, este primer volumen de Veneno no solo sienta las bases del futuro de la colección sino que además es una de las mejores historias protagonizadas por el simbionte y como no, por Flash Thompson. Una historia épica, llena de grandes momentos y que a buen seguro hará las delicias tanto de los seguidores del guionista como de los seguidores del personaje y de la galeria de secundarios de Spider-Man. Y ahora a esperar que en unos mesecitos publique el siguiente volumen.

Reseña publicada publicada originalmente en Zona Negativa

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz