Explorando All-New Marvel Now! Amazing Spiderman 1

0
577

[alert variation=”alert-info”]the-amazing-spider-man-1-cover1-500x259

Edición original: Amazing Spider-Man #1, USA
Edición nacional/ España: Panini Comics
Guión: Dan Slott
Dibujo: Humberto Ramos
Entintado: Victor Olozabal
Color: Edgard Delgado
Formato: Grapa. 32 páginas
Precio: 3,99$

[/alert]

Artículo escrito por Pedro Monje, Raúl López, Tomás Martínez, Sergio Aguirre, Eneko Ruiz, Daniel Gavilán y Marcos Martín en Zona Negativa.

[alert variation=”alert-success”]Y lo mejor es que esto no ha hecho más que empezar, por Pedro Monje
Valoración: [/alert]

Dos semanas después de concluir Superior Spiderman, Dan Slott y Humberto Ramos vuelven a la carga con un nuevo volumen de Amazing Spiderman, continuando las aventuras de Peter Parker meses después de haber narrado la última allá por el ya legendario Amazing Spiderman #700. Todo vuelve a ser como era pero todo es distinto. Tanto dentro de las viñetas como fuera de ellas. Porque, no nos engañemos, si como lector te gustaban-barra-apasionaban-barra-encantaban las historias narradas por Dan Slott, esta nueva etapa la disfrutarás de igual manera. Si, por el contrario, eras de los que no soportabas los giros argumentales, la osadía y el compressive storytelling marcas de la casa de Slott, no soy capaz de encontrar ni un solo motivo por el cual vas a disfrutar durante los próximos meses de la cabecera del trepamuros. Más de lo mismo. Y en lo que a mí respecta, no podía desear nada mejor.

Un inicio provocador (y toda una declaración de intenciones a corto plazo), bromas por doquier, varios ejemplos de la clásica “Suerte-Parker“, las dificultades del regreso al statu quo, el uniforme de toda la vida (o falta de él), un ya clásico cameo vengador, intereses (y desintereses) románticos, un dibujo dinámico y vertiginoso muy apropiado para lo que le espera a Peter durante los próximos días, breves apariciones de J.J., Tía May y Mary Jane para situar a todos aquellos lectores que se enganchen con motivo de este relanzamiento (que, a tenor de las informaciones, serán nada más y nada menos que unos 600,000), villanos de segunda (guiño incluido a la etapa de J.M.Dematteis, clara influencia para Dan Slott) y una silueta que dará mucho que hablar. Además de varias historias finales que sientan las bases de lo que está por venir en la franquicia arácnida.

El número no está exento de pequeños detalles que impiden que sea un número redondo. La falta de una gran némesis (Ay, la Gata…) y un cliffhanger poco elaborado (¿Tanto le costaba? ¿Tanto confía en el producto que no necesita enganchar al lector? ¿Por qué estaba yo tan seguro de que iba a emplear esa última página para jugar/vacilar una última vez al espectador con un potencial regreso del Doctor Octopus?) restan puntos a este estreno. Sea como fuere, yo estaré ahí. Y disfrutándolo a tope. Ciento quince números arácnidos después, la fórmula Dan Slott sigue funcionando. Y no es algo que sea fácil.

[alert variation=”alert-success”]Quien no arriesga no gana, por Raúl López
Valoración: [/alert]

Le faltó creerse a Dan Slott que podía hacer algo realmente especial, épico, algo a la altura de un primer número de Amazing Spider-Man, en cambio, opta por no arriesgar y ofrecernos una continuación de su no menos notable Superior Spider-Man en la que el cambio de título (y numeración) sólo viene motivada por las circunstancias que llevaron a Otto a sacrificarse en el que sería su último acto heróico para que Peter volviese adquiriendo el control de su psique durante la saga Goblin Nation. Dan construye su relato haciendo que el principal interés radique en que Peter descubra cuanto bien y mucho mal ha hecho Otto en su nombre durante su ausencia, le tocará lidiar con su nuevo rol como dueño de una empresa de tecnología, verá como Otto encontró un remedio para Tia May y su maltrecho cuerpo, o como no, vérselas con la que ha sido su novia durante los últimos meses, y esto es todo lo que encontramos, no hay que buscar porque en esas poco más de veinte páginas no hay más que una continuación de un nuevo cambio de status quo, no hay épica, no hay lucha, sólo el regreso al viejo yo de Peter y con él las bromas y eso si, apuntes de tramas interesantes por venir como la de un recuperado Elektro – como no tras su protagonismo en la película -, el regreso de la Gata Negra quien querrá ajustar cuentas con Spider-Man después de que este la golpease y la hiciesen arrestar, y atento que esto traera mucha cola, y en dos bellísimas primeras páginas apuntes de lo que parece será una de las historias más importantes de los próximos años del trepamuros ligados con el evento Pecados Originales, la aparición de una muchacha a la que también picó la araña instantes después de que lo hiciese a Peter.

¿Estamos pues ante un arranque fallido? Tampoco me atrevería a decir tanto pero lo cierto es que podría haber arriesgado un poco más con su historia en vez de reservarse para futuras historias por venir. Eso si, hay que reconocerle que la página con la cierra esta primera historia sorprenderá a más de uno. En cuanto a Humberto Ramos, el dibujante de la historia principal, tenemos un paso parecido al de Dan, entusiasmará a sus seguidores y aunque está mucho más moderado que en trabajos anteriores me temo que no lo suficiente para agradar a sus detractores, personalmente me ha gustado que esté más contenido y sobretodo las dos páginas con las que arranca la historia que me parecieron deliciosas.

Por último un apunte, yo soy uno de ese más de medio millón de lectores que han comprado este primer número y me duele pagar 6$ por veinte páginas de historia y el resto de historias de relleno a modo de teasers de tramas o eventos por venir, espero que esta moda pase pronto y si pagamos por 64 páginas que al menos en su mayoría formen parte de la historia principal y no sea el caso contrario, de estas destacar la de Elektro – por el siempre magnífico Javier Rodriguez, la de la Gata Negra más por lo que apunta a futuro que por la historia en si así como la historia protagonizada por Miguel O’hara y es que siempre es un placer ver a Peter David poniendole voz a Spidernan aunque sea el de 2099, como colofón y probablemente la más interesante de todas las historias cortas que se incluyen la que sirve de preambulo de Amazing Spider-Man 1.1 donde Ramon K.Perez hace un trabajo maravilloso y anticipa una historia de lo más emocionante.

[alert variation=”alert-success”]Platos en el aire, por Sergio Aguirre
Valoración: [/alert]

Malabarismos con vajilla. Quizás sea esa la mejor forma de definir lo que Dan Slott ha tenido que hacer para escribir este (nuevo) primer número de una cabecera mítica. Por un lado nos ha demostrado que seguía sabiendo escribir a Peter: no hay forma de confundir sus diálogos con los de Otto en la andadura inmediatamente anterior. Nos reencontramos con el Spiderman de toda la vida como si nos reencontrásemos con un viejo amigo y nos sentimos cómodos con su familiar forma de hablar y actuar, que fluye de forma natural. Le pasan esas cosas que, como dice en esta misma entrega Jessica Drewsólo le podrían pasar a él ” (atentos a cómo consigue alguien descubrir su identidad), y le vemos como de costumbre tratando de estar a mas cosas de las que puede abarcar. Sonreímos al verle trufando a sus allegados de excusas y mentirijillas respecto a su comportamiento, despertando ese lado entre comedia de enredos y drama cargado de patetismo que siempre ha caracterizado sus aventuras.

Por otro lado el escritor ha tenido que lidiar con las tramas que él mismo ha ido dejando abiertas, no pudiendo decirse que este nuevo comienzo sea ni de lejos rupturista: Amazing Spiderman es, como tampoco debía ser de otra manera, heredera directa de lo contado en Superior Spiderman. Tanto en la historia principal como en las historias de complemento podemos ver cómo continua el desarrollo de lo ya contado: los Vengadores lidiando con los retazos de Nación Duende, la nueva situación de JJ Jameson, Industrias Parker, Anna Maria Marconi, los planes de Felicia Hardy…

Además, no solo hay avance y coherencia con el pasado, sino que nuevos frentes se abren con ese prólogo entrelazado con Original Sin, o con las andanzas del nuevo villano estrella (cortesía de la película de Marc Webb) del trepamuros, Electro. Incluso vislumbramos otras series, cortesía de otros guionistas en los mencionados complementos, como el de Spiderman 2099 de Peter David o la participación de Kaine en los New Warriors de Chris Yost. Y de postre también un avance de la historia que se nos contará a partir de Amazing Spiderman 1.1 sobre aquellos primero días de Peter con sus lanzarredes.

Slott (con la ayuda de Christos Gage en varias de las historias cortas de esta grapa), ha hecho malabarismos para ofrecer un producto que interese tanto al recién llegado como a los seguidores habituales del hombre araña. ¿Se le ha caído algún plato en el transcurso? Quizás. Tal vez, prestando atención a seguir cuidando el pasado y plantar un futuro, ha descuidado un tanto el presente. Y así, el nudo esencial de este primer episodio al final se reduce a un enfrentamiento con unos criminales de segunda y un divertido gag. Tal vez este punto, junto con el arte habitual de Humberto Ramos, lastre un tanto un tebeo que por lo demás, promete buenas futuras historias y continua con interés las viejas.

[alert variation=”alert-success”]Todo cambia para que todo siga igual, por Eneko Ruiz
Valoración: [/alert]

Después de un tiempo disfrutando de un Spider-Man Superior, vuelve el verdadero Peter Parker con el enésimo número uno de The Amazing Spider-Man. Una reinvención, un back to basics que, sin embargo, no es más que una continuación coherente con lo que Dan Slott (y Humberto Ramos) viene contando desde que en 2008 se estrenara como guionista arácnido.

Igual que hizo con los primeros números donde presentaba al Spidey de Otto Octavius, el guionista pone a Parker en un brete difícil de salir, pero igual de interesante de desarrollar. Un día después de su renacer, el protagonista se encuentra con un mundo reconocible pero muy distinto. Su trabajo ha cambiado, y le rodean nuevos personajes. Sus antiguos amigos han tomado un segundo plano, se ha ganado el título de Doctor, ocupa el puesto director de una gran empresa científica, está a punto de comprometerse y la Gata Negra está muy muy cabreada. La suerte Parker no ha hecho más que comenzar. Nada da pistas sobre cómo podría resolver Slott este cúmulo de conflictos que podrían haber dado para años de arcos argumentales en Superior y que ahora toman un cariz muy distinto.

El número se complementa con un anticipo, de vuelta a los orígenes, de lo que veremos en Original Sin que enfurecerá a los más fervientes detractores, así como con una serie de historias que nos dejan echar un vistazo a la franquicia a través de sendas historias de Spider-Man 2099 y la Araña Escarlata (ahora junto a los Nuevos Guerreros). Slott, además, echa un vistazo de lo que ha ocurrido con Electro y una trastornada Felicia Hardy en los últimos meses, cuyas vidas serán desarrolladas en los primeros números del título.

Este número de introducción, de choque de realidades, hace de nuevo que entendamos a Peter Parker, y comprendamos todas sus vivencias, ahora con un añadido que nunca habíamos tenido: No se acuerda de lo que ha hecho en los últimos meses. Los secundarios están preparados, las nuevas ambientaciones construidas y los conflictos preparados para ser desarrollados. Slott promete que todavía le quedan ideas para sorprender y eso, en una serie de más de 700 números, debería ser motivo de alegría.

[alert variation=”alert-success”]Spider-Man Forver, por Daniel Gavilán
Valoración: [/alert]

Nunca he sido muy fan del Spider-Man que escribe Dan Slott. Y es que aunque salió airoso de la papeleta del mefistazo y definió una franquicia rebosantes de vida que ya querrían para sí Batman o los X-Men, cuando le tocaba poner el guión adolecía de los vicios de un escritor -tan prendado por el personaje- que su visión del mismo resulta empalagosa.

Resintiéndose al quedar como guionista único, la artimaña de Superior Spider-Man le sirvió como excusa temporal para insuflar a la colección de toda la chispa y mala leche que le faltaba. Pero nada dura eternamente, y ahora que Octavius se ha ido no tenía demasiadas esperanzas con su reencuentro con Peter Parker. Cual ha sido la sorpresa al encontrar un cómic tan satisfactorio.

Desmarcándose de la tendencia unitaria de All-New Marvel Now!, Amazing Spider-Man apuesta por la combinación entre vuelta a los orígenes y novedad que tan bien funcionó en el primer acto del proyecto de Alonso. Transmitiendo esa sensación de cómic para todas las estaciones que hará que tu yo clásico y tu yo ansioso de ideas nuevas se peleen por ver quien lo ha disfrutado más, mi impresión con el cómic se puede resumir con la tonelada de nostalgia fresca y sin depurar que cayó sobre mi con una viñeta tan sencilla como la que muestra a Peter meditabundo con el rostro de Octopus a sus espaldas y varios cuadros de texto ofreciéndonos sus pensamientos.

Una viñeta con sabor a tiempos de Conway, Romita, Perez, Claremont, Byrne o Stern, pero no como el cómic ajado con el que uno se reencuentra al paso de los años en el desván, sino como si aquel crío de ocho años que abordaba la promesa de nuevas historias en su visita al kiosco se apoderase de mi.

Slott se muestra inteligente remontándonos al principio de todo -aunque no como lo conocíamos-, para inmediatamente después jugar con las expectativas en una escena con Spider-Man en acción, y poco a poco introducirnos en situación (introduciendo diversas líneas argumentales derivadas del último estatus). Con un desarrollo ágil y fluido, en el que es el transcurrir de la historia la que regula la información, Slott crea un crisol de personajes enredados por las consecuencias de Superior Spider-Man, y que promete traer coba para rato en la vida del trepamuros.

En lo que respecta al apartado gráfico, soy de los raros que cada vez ven más cómodo a Humberto Ramos en Spider-Man, y aquí se aprecia una loable mejora respecto a su llegada a la colección. Su expresividad y dinamismo encajan como un guante con el personaje, puliendo muchos de sus defectos hasta alcanzar una claridad narrativa que hacen del mexicano uno de los dibujantes que mejor han sabido conectar con el personaje en lo que va de década.

El comienzo del segundo volumen de Amazing Spider-Man no reinventa la rueda, pero si que ofrece un cómic de superhéroes notable en el que Slott demuestra haber dominado al personaje más allá de las gansadas nerd de los números de Big Time y Humberto Ramos que -si sigue a este nivel- por mi puede seguir en Spider-Man todo el tiempo que le apetezca (y si es para dibujar a MJ miel sobre hojuelas).

ASM arranca con un número es que se lee -no como una isla desierta que flirtea con el What if como puedo ser la etapa Straczynski-, sino como un peldaño más dentro de una trama con 50 años, en la que el guionista nos ofrece un entorno vivo en el que todos los acontecimiento e interpretes están conectados y no dejan de crecer. Más Peter David que Peter David, Slott ha sabido componer un Spider-Man que consigue que te olvides de que es un personaje de ficción y te adentres en sus páginas como un espacio en la compañía de ese colega que llevas conociendo de toda la vida, y eso es el mejor halago que se puede hacer a cualquier cómic.

[alert variation=”alert-success”]¡Sigue hablando y coge mi dinero!, por Tomás Martínez
Valoración: [/alert]

Amo a Dan Slott. Y no porque sea un guionista de técnica especialmente cualificada –personalmente no lo pondría entre mis guionistas favoritos– sino porque se nota que el tío lo pasa bien escribiendo. Es un fan con ideas frescas y está muy loco. Ama lo que hace, ama al personaje y ama que nosotros disfrutemos leyendo sus cómics y eso es lo que verdaderamente importa, pues no deja de ser un hobby que ocupa nuestro tiempo libre. Es algo así como ese personaje que invitas a todas las reuniones de amigos porque sabes que con él la diversión va a ser la doble que sin su presencia. Ese que canta, salta, baila, imita y ríe y todos lo hacéis con él, quedando satisfechas ambas partes del papel que asume cada uno. Me lo imagino también en el ordenador descojonado escribiendo chistes sobre Miley Cirus o sobre Spider-man en calzoncillos hechos con telarañas persiguiendo a una villana disfrazada de oso panda y en mi cara se dibuja una sonrisa de oreja a oreja porque para eso leo cómics. Para eso leo a Spider-Man.

Su Amazing Spider-Man #1 es francamente bueno. Un cómic con mayúsculas donde no faltará absolutamente de nada. Aprovechó Slott de forma tangencial el final de Superior Spider-Man para barrer la casa y con este número termina de pasar la aspiradora por aquellas esquinas que le quedaron sin barrer. No me cuadran algunas cosas, como que los que no saben su secreto le contesten a Peter Parker a algunas preguntas un tanto extrañas sobre sí mismo, pero en definitiva todo está en su sitio: Peter Parker es doctor, vuelve a querer ser Spider-Man con más ganas que nunca, tiene su propia empresa y parece haberse amigado con todo el mundo. Vuelve ese Peter Parker con problemas personales donde sigue lidiando con las consecuencias del Doctor Octopus, aunque le esté enormemente agradecido. Cierto es que el guionista suele embarullar sus series hacia la mitad: plantea con genialidad comienzos y desenlaces magníficos pero lo que está en el medio suele tender hacia lo caótico y desmesurado y a veces no parece haber timón pues todo es demasiado confuso. Seré siempre un defensor de su Superior Spider-man aunque hubo algunos números de por medio que dejaban mucho que desear. Supogno que pasará lo mismo con Amazing, pero son los contras de tener que lidiar con una serie quincenal.

Y lo voy a soltar: amo también a Humberto Ramos. La primera vez que ví un cómic dibujado por este tipo me eché las manos a la cabeza pues no podía creer que un dibujante como él estuviera dibujando una serie tan mainstream, tan americana. Pero oye, con el paso del tiempo me ha acabado gustando y cual guilty pleasure disfruto de sus personajes, de sus caras infantiloides y de ese aspecto pseudomanga y caótico con el que puebla las páginas. Pero es que hay estilos y hay estilos y hay personajes y hay personajes y por más que digan Spider-man es Humberto Ramos y no Todd Macfarlane. Si doy mi más estricta opinión personal es por algo: el mejicano es uno de esos autores tan personales, con un estilo tan propio –como lo podría ser el propio Chris Bachalo– que su destreza no puede medirse en términos absolutos.

Más allá de la mera publicidad que suponen las historias adicionales, es un tebeo que demuestra que Spider-man está a otro nivel del resto de héroes Marvel. Tiene su microuniverso tan definido que nadie se atrevería a sacarlo de ahí y Dan Slott lo está ampliando fijándole nuevos horizontes y parece que sin demasiadas vallas editoriales, salvando la lógica inclusión de Electro en el cómic. Con razón el mismo equipo creativo lleva dando guerra durante 3 volúmenes. ¡Estamos contigo Slott! ¡No a los spoilers! De fan a fan.

[alert variation=”alert-success”]Superior Spider-Man continúa, pero con Peter, por Marcos Martin
Valoración: [/alert]

Eran muy pocos los títulos que mantenían su numeración original dentro de Marvel, y Amazing Spider-Man era uno de ellos. Con el intercambio de personalidades entre el Doctor Octopus y Peter Parker, la interrupción de la veterana serie y la aparición de Superior Spider-Man se veían más que justificadas. Sorprendente vuelta de tuerca de Dan Slott a la leyenda del arácnido que despertó todo tipo de reacciones. Ahora con el regreso de Parker bajo el control de su cuerpo y mente, todo vuelve al cauce original pero con la resaca de todos los entuertos y logros creados por Doc Ock. Era evidente que la aventura del nuevo Hombre Araña-Pulpo no se iba a prolongar demasiado, sólo lo justo para conocer un nuevo aspecto del superhéroe pero siempre con la esperanza de que el bueno de Parker volvería a sus andadas. 31 números después así ha ocurrido.

Con un nuevo título del arácnido hay quien esperaría el reinicio de una serie a la que poder engancharse de inmediato. Adiós Superior Spider-Man, hola Amazing. Pero la sensación tras leer este cómic de reinicio es que más que un AS #1, estamos ante un SS #32. Sí, Peter Parker está de vuelta y tendrá que lidiar con los hechos acontecidos en los últimos meses en los que Otto ha robado su cuerpo, pero tal vez es ese el lastre como el que comienza la serie. No hay un punto y aparte del anterior título, sino más bien un punto y seguido. Si el lector ha querido desentenderse de la serie anterior o es un nuevo seguidor, tendrá que hacer un ejercicio de retroalimentación para comprender las tramas que se plantean en AS #1. Lo único novedoso en este cómic es ver de nuevo a Peter en acción con su característica personalidad, lo demás es el legado de Superior Spider-Man.

Por tanto, estamos ante un cómic correcto si conocemos la continuidad creada por Slott, pero que flojea en lo que a un número uno del personaje señero Marvel se refiere. No hay tramas nuevas sino más bien la complicación de algunas de las antiguas y que a la postre, una de ellas, es utilizada como cliffhanger, lo que a mi entender le resta fuerza al arranque de la serie. Si has seguido Superior Spider-Man, lo disfrutarás igual porque Slott no baja el listón, si no, puede que te cueste un poco más. Seguro que tendremos nuevos y apasionantes desafíos para Spidey, pero Amazing Spider-Man más que un #1, hace de nudo entre la antigua cabecera y la recién estrenada. A un nuevo título de Spidey se le debería pedir un poco más.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz